El Renacimiento de Ciudad Juárez.

Por: Martin Antonio Zermeño Muñoz
El Renacimiento de Ciudad Juárez.

 

Cuando en el año 2010 platique en Italia con Leoluca Orlando, Alcalde de Palermo para que asesorara al nuevo equipo de Gobierno estatal que recién encabezaba el gobernador César Duarte (2010-2016) para implementar el Programa de Cultura de la Legalidad como una respuesta institucional a la crisis de seguridad que vivíamos en la entidad, jamás pensé que en seis años habría resultados tan importantes que han contribuido a regresar la paz gradualmente a Chihuahua y especialmente a la fronteriza Ciudad Juárez.

Leoluca Orlando es el líder mundial en impulsar la Cultura de la Legalidad como estrategia poderosa para combatir las causas que generan la corrupción y la violencia; triunfó en Palermo enfrentando directamente a la Cosa Nostra (Mafia Italiana), cambiando a través de los cuatro ejes de educación, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil con autoridad moral y los cuerpos de policía un entorno muy complicado que redujo los índices de violencia increíblemente. Los dos ejes de la carreta siciliana “un eje es la sociedad y el otro la autoridad” (1).

La valentía y el talento de Leoluca fue aprovechado y replicado en Colombia, especialmente en ciudades como Pereira, Medellín y Bogotá con apoyos de organismos internacionales, pero especialmente con la intervención del National Strategy Information Center que dirige el excepcional Roy Godson, maestro emérito de la Georgetown Univesity.

Sumando los talentos de Leoluca, Godson, y de los colombianos Álvaro Uribe, expresidente de Colombia, Antanas Mockus, exrector y exalcalde Bogotá y de Sergio Fajardo, exalcalde de Medellin, los chihuahuenses emprendimos, después de un acuerdo estratégico por la Competitividad, la Seguridad y la Justicia la tarea de buscar una respuesta integral del estado, apoyados fuertemente por la sociedad civil a la peor crisis de seguridad en Chihuahua.

“Tenemos que actuar, participar, proponer de manera positiva; llevar nuestra causa por los caminos de la legalidad para transformar el escenario que no nos gusta y fortalecer así nuestra democracia, como lo han hecho tantos líderes en el pasado”, afirma Ulrich Richter Morales en su libro De la Protesta a la Participación Ciudadana (2).

El liderazgo y la voluntad política del Gobernador Duarte, la inteligencia y valor de los fiscales generales Carlos Manuel Salas (2010-2013) y Jorge González Nicolás (2013-2016), la valentía de Alejandra de la Vega, Luis Lara, Jorge Contreras, Jorge Cruz y otros líderes sociales y políticos, y de los tres órdenes de gobierno, los poderes del estado empezaron a trabajar coordinadamente y hoy, después cinco años, los resultados están a la vista.

De ser la ciudad más peligrosa del mundo en 2010, Ciudad Juárez, abandono este año la lista de las 50 ciudades más violentas del mundo, los delitos de alto impacto desde el año 2011 siguen increíblemente a la baja con índices de disminución de hasta el 80%, se tiene ya año y medio sin el registro de un secuestro en la frontera y el estado de Chihuahua dejó de aparecer en color rojo en el mapa delincuencial del país.

Se dice fácil, pero tuvieron que articularse esfuerzos impresionantes como; la desaparición de las instituciones corroídas por el crimen organizado Procuraduría General de Justicia y Secretaria de Seguridad Pública, para dar vida en un marco legal único en México a la Fiscalía General del Estado, se recuperó gradualmente la confianza y la coordinación entre las autoridades de seguridad de los tres órdenes de gobierno, los diputados crearon más de 200 leyes, decretos y reformas para terminar con la “puerta giratoria” del nuevo sistema de justicia penal, se “limpiaron” las corporaciones policiales y se instaló uno de los mejores Centros de Control de Confianza del país que permanentemente evalúa a toda la fuerza del estado, se mejoró la coordinación con el Poder Judicial para abatir a índices relevantes la impunidad; se terminó con el autogobierno de los centros penitenciarios, se certificaron los Centros de Readaptación Social con estándares internacionales, se ha hecho un esfuerzo permanente por profesionalizar los cuerpos de seguridad, se han mejorado los salarios y las prestaciones sociales de todos los policías, los empresarios y líderes de la sociedad civil están participando más activamente en la cogeneración de políticas públicas con visión de seguridad ciudadana.

En su informe sobre América Latina, el International Crisis Group señala: “hace tan solo cuatro años, Ciudad Juárez era asediado por miembros de bandas criminales y saboteada por policías corruptos. A pesar del despliegue de miles de soldados y policías federales, la espiral de asesinatos y secuestros estaba sin control. Hoy, Juárez está en vías de recuperación: la inversión pública en programas sociales y reformas institucionales, así como el modelo de participación ciudadana sin precedentes, han contribuido a alejar del abismo a la ciudad que llegó a ser conocida como la “capital mundial del asesinato” (3).

Recordando a Leoluca Orlando al hablar del cambio en Palermo: “era verdaderamente un milagro que una ciudad que vivió en las sombras durante tanto tiempo pudiese salir nuevamente el sol. Pero este milagro no ha sido gratuito y a menudo me detengo en algún momento del día para pensar en todos los que murieron, los valientes y los ciudadanos comunes y corrientes, las grandes personalidades y los actores de reparto, así como los espectadores. Quiero convencerme de que sus muertes no fueron en vano, y a veces lo logro. Porque creo que lo que ocurrió en Sicilia es verdaderamente una historia épica, una historia de muerte, así como una transfiguración. Al caminar por Palermo en el verano del 1999 y posteriormente, a menudo he sentido un remordimiento por haber sido un sobreviviente; pero también siento la responsabilidad peculiar de los sobrevivientes que consiste en contar la historia de lo que realmente sucedió.” (4).

Hablo del Renacimiento de Ciudad Juárez, porque con la visita a esta frontera de Francisco I, líder de la Iglesia Católica en el mundo,  la Heroica ciudad y especialmente sus ciudadanos mostraron su nuevo rostro, la tierra de oportunidades, la zona de la alegría y la fiesta, el orgullo de la resiliencia y la “toma” de las calles por cientos de miles de mexicanos que transmitieron en vivo y a todo color a más de 60 millones de personas en México y el mundo la paz que regresó a esta urbe.

 

Referencias Bibliográficas:

1.- ,4.- Orlando  Leoluca (2001). Hacia una Cultura de la Legalidad. San Francisco: Fondo Editorial de la Pontifica Universidad Católica del Perú. Pp 16, 44.

2.- Richter Morales Ulrich (2014). De la protesta a la participación ciudadana. México: Océano.

3.- International Crisis Group (25 de febrero 2015). Ciudad Juárez: ¿Transitando del abismo a la Redención? Informe sobre América Latina, 54, 1.

 

Noticias Relacionadas

girls-club

Y todo por no pedir opinión

27 de Febrero de 2017
girls-club

La Última llamada para Mejorar el Deporte.

17 de Octubre de 2016
girls-club

A propósito del 87 Aniversario del PRI

14 de Marzo de 2016
girls-club

La prueba del daño

25 de Abril de 2016
girls-club

Interpretemos nuestra identidad a través de la historia

23 de Noviembre de 2015
girls-club

Rendición de cuentas.

31 de Octubre de 2016

El Observador es el semanario más antiguo de la Ciudad de Chihuahua, y es uno de los más importantes del Estado. Su primer número circuló el 11 de enero de 1999 bajo la dirección del periodista chihuahuense Jorge Macías Rodríguez.

Nuestra misión es producir un medio de comunicación capaz de ofrecer información de alto contenido en investigación, análisis, que le de la oportunidad al lector de tomar decisiones y que a la vez contribuya a exaltar los valores morales, cívico y sociales de los chihuahuenses.

Desarrollado por BACKEND Diseños Web