El periodismo de alto riesgo y la toma de Palacio.

Por: Adrián García Sánchez.
El periodismo de alto riesgo y la toma de Palacio.

Desafortunadamente un día tras otro nos llegan noticias de diferentes partes del mundo donde se atenta contra la seguridad y en ocasiones contra la vida misma de los periodistas.

Y peor aún es que sin irnos muy lejos, en el territorio nacional suceden muy a menudo estas agresiones a periodistas que solamente desean cumplir con su labor de informar, como en el caso de un camarógrafo y un editor de TV Azteca que fueron retenidos por integrantes de la CNTE en Noxistlán, Oaxaca.

O como la agresión a la periodista Estrella Pedroza de Cuernavaca, Morelos, quien fue golpeada en la cara por un policía del Mando único quien le arrebató y destrozó su teléfono móvil y le cuestionó por qué estaba grabando cuando la corporación pretendía detener a un sospechoso.

Sabemos también que varios de los asesinatos de periodistas en el estado de Veracruz siguen impunes, siendo ésta una de las entidades en donde más se manifestó la violencia en contra de los profesionales de la información.

A este respecto, en el programa Conexión RU comentaba hace unos días el periodista y abogado Rodrigo Ramírez Tarango, la necesidad de establecer medidas de protección más efectivas para los comunicadores que intentan obtener la noticia en ambientes de alto y en ocasiones de altísimo riesgo.

Viene esto a cuento a propósito del fallido intento de la toma del Palacio de Gobierno, aunque sí lleno de peligros tanto para quienes se acercaban simplemente a observar, como para los profesionales de la información que pretendían tomar la foto más cercana y observar, para luego describir, cómo se estaban desarrollando los hechos violentos que afortunadamente para los colegas, terminaron solamente con el destrozo de las puertas del inmueble y otras manifestaciones violentas.

Bien sabemos que muchos de los premios obtenidos por fotógrafos y periodistas distinguidos han sido por el hecho de que han arriesgado su vida en diferentes frentes de batalla y también que algunos han perecido en el intento.

Sin embargo, a pesar de la narración y documentación fotográfica de nuestros problemas internos, en los que de ninguna manera se espera que surja la violencia, el periodista debe estar consciente de que de pronto puede prenderse la mecha debido a la imprudencia de los grupos en choque o incluso a las malas intenciones de los protagonistas.

Otro ejemplo de ello me viene la mente por lo sucedido aquella mañana del miércoles cuando los porros intentaron tomar a la fuerza las instalaciones del Palacio de Gobierno, donde de paso llevaban la consigna de agredir a varios de nuestros compañeros comunicadores, aún y cuando algunos de sus líderes como Víctor Quintana pedían respeto para los periodistas.

Es por ello que en este tema, el del cumplimiento del deber en situaciones peligrosas para el comunicador, nuestras universidades y todas aquellas instituciones educativas que tengan la licenciatura o alguna especialidad en Periodismo, analicen la posibilidad de insertar en los planes de estudio como una asignatura obligatoria la materia de periodismo de alto riesgo.

El objetivo es lograr que esta materia forme parte del bagaje emocional, pero sobre todo que haga reaccionar al periodista positivamente hacia su propia protección cuando perciban que puede presentarse un riesgo muy alto en el desempeño de su función periodística.

De paso que nuestras instituciones educativas, organizaciones de periodistas e incluso dueños y directores de medios de comunicación, fomenten entre sus empleados los cursos y diplomados de los ya famosos protocolos de seguridad para periodistas, donde también participen agentes de las diferentes corporaciones policíacas, para que en común acuerdo se determinen hasta donde llega la responsabilidad de cada uno de ellos para realizar bien su trabajo y no tener que estar acusándonos unos a otros.

 

Noticias Relacionadas

girls-club

¡Qué extraño!, ¿No?

18 de Agosto de 2014
girls-club

Chihuahua ya tuvo gobernador independiente

08 de Febrero de 2016
girls-club

Se puede dejar de ser gay porque no se nace así: Richard Cohen

18 de Julio de 2016
girls-club

El diluvio para los medios en el estado.

10 de Octubre de 2016
girls-club

SCJN: que sigue

23 de Noviembre de 2015
girls-club

¿Por qué se sostienen los gobernantes corruptos?

06 de Marzo de 2017

El Observador es el semanario más antiguo de la Ciudad de Chihuahua, y es uno de los más importantes del Estado. Su primer número circuló el 11 de enero de 1999 bajo la dirección del periodista chihuahuense Jorge Macías Rodríguez.

Nuestra misión es producir un medio de comunicación capaz de ofrecer información de alto contenido en investigación, análisis, que le de la oportunidad al lector de tomar decisiones y que a la vez contribuya a exaltar los valores morales, cívico y sociales de los chihuahuenses.

Desarrollado por BACKEND Diseños Web