El hombre que vendió la piel de su espalda a un coleccionista

El hombre que vendió la piel de su espalda a un coleccionista

Un ciudadano suizo ha decidido vender su espalda a un coleccionista alemán después de que se le hiciera en ella un gran tatuaje. Cuando muera, se le arrancará.

Hace diez años Tim Steiner, empleado de una tienda de tatuajes en la ciudad suiza de Zúrich, decidió participar en un hecho poco habitual, recoge la cadena española Telecinco. Su exnovia conoció al artista belga Wim Delvoye, que era conocido por su controvertido trabajo como tatuador de cerdos y en aquel entonces buscaba a una persona preparada para convertirse en un lienzo vivo. Tras recibir una llamada de su expareja, Steiner dijo sí.

La realización del tatuaje le llevó a Delvoye unas 40 horas. El dibujo que el suizo tiene ahora en su espalda fue bautizado como ´TIM´ y vendido al coleccionista de arte alemán Rik Reiking por 150.000 euros. Según el contrato firmado, Steiner tiene que exponer el tatuaje al menos tres meses cada año en varias galerías de arte.

Probablemente la parte más sorprendente de ese acuerdo fue que, dado que la obra pertenece a Reiking, cuando fallezca el ´lienzo humano´ la piel de su espalda habrá de ser arrancada para que el coleccionista pueda seguir exponiéndola.

Steiner, quien ahora tiene 40 años de edad, ya ha participado en varios eventos. La primera exposición se realizó en Zúrich en 2006, cuando el tatuaje todavía no estaba completo. En 2016  Steiner formó parte de otra muestra, esta vez en el Museo de Arte Antiguo y Moderno (Mona, por sus siglas en inglés) de Hobart, en Australia, donde trabajó cinco horas durante seis días a la semana a lo largo de un año.