Periodista

Por Rodrigo Ramírez Tarango
Periodista

 

Para que haya periodismo, debe haber periodistas. Esta premisa pareciera una verdad de Pedro Grullo (Perogrullo), sin embargo encierra una idea que en estos tiempos adquiere un significado particular, ya que en los tiempos de la posverad y el posperiodismo se hace necesario ir a la causa para entender las consecuencias.

Algunas personas consideran que por el hecho de publicar su opinión o colaborar para algún medio ya son periodistas en toda la extensión de la palabra, incluso existen corrientes de opinión que adjetivan como periodista a cualquier ser humano que periódicamente se exprese en medios sociales, esos donde se construyen las redes. Para darle base al análisis, primero debe quedar claro reflexionar sobre qué es el periodismo.

Una primera noción nos lleva a entender al Periodismo como “un concepto que se basa en la recopilación y análisis (ya sea de modo escrito, oral, visual o gráfico) de la información, en cualquiera de sus formas, presentaciones y variedades. La noción también describe a la formación académica y a la carrera propia de quien desea convertirse en periodista”, esto de acuerdo a Julián Pérez Porto y María Merino. (1)

En lo personal, para efectos de construir una definición de carácter legal, se propone que periodista sea toda persona que hace del ejercicio de las libertades de expresión y/o información que otorgan los artículos Sexto y Séptimo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos su actividad remunerada, ya sea principal o secundaria, misma que se encuentra asociada a investigar, buscar, recolectar, grabar, sintetizar, redactar, seleccionar, editar, imprimir, divulgar, publicar o difundir informaciones, noticias, ideas, imágenes u opiniones para conocimiento del público en general a través de cualquier medio masivo de información, y su distribución.

Se incluye en la actividad descrita anteriormente a aquellas que realizan las siguientes funciones: reportero, editor, redactor, locutor, jefe de información, secretario de redacción, subdirector, director, fotógrafo, diseñador, corrector, productor y caricaturista, así como a otros trabajadores de los medios de información que contribuyan a la creación de productos informativos.

Por otra parte, y de manera preliminar, se propone como colaborador periodístico a toda persona que ejerce las libertades de expresión y/o información otorgadas en los artículos Seis y Siete de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, como actividad ya sea principal o no, pero sin recibir remuneración por el trabajo.

Ciertamente estas aproximaciones tienen como diferencia la remuneración, algo que por sí solo no puede definir a quien es periodista o no; pero el acercamiento no tiene como referencia al marco económico exclusivamente, ya que este último más que significante debe justipreciarse por ser nexo próximo: la actividad y recibir remuneración por ello, como algo que nos indica interés particular y necesidad de demostrar un desempeño acorde a criterios de exigencia profesional.

La reflexión deviene en inacabada, ya que si bien apunta a que en nuestro contexto regional los colaboradores periodísticos son quienes aportan su opinión, análisis o incluso información de interés público de manera gratuita; pero en algunas partes del país los colaboradores periodísticos reciben una contraprestación, pero desde este enfoque ello no los hace periodistas. La reflexión sobre el particular debe darse en diversa entrega.

Por otra parte, considerar al periodismo oficio o profesión es una disquisición propia para América y también merece un análisis especial, pero que en este caso resulta pertinente enunciarla ya que si el ejercicio de la actividad debe ser considerado como uno o como la otra, partirá precisamente de la preparación y expertís de las y los comunicadores.

Ciertamente periodista es quien hace periodismo, esto hace también necesario dar claridad en la definición de esta actividad, particularmente a la luz de las libertades de expresión y prensa que conllevan a su vez una serie de prerrogativas, pero también obligaciones; segunda parte que por cierto resulta obviada ya que la mayoría de las disecciones se realizan a través del crisol liberal.

En septiembre del 2015, de acuerdo a lo publicado por Juan Carlos Romero Puga en Letras Libres, Ramón Salaverría, investigador y profesor de periodismo de la Universidad de Navarra, envió una carta a la Unidad Interactiva del Diccionario de la Real Academia Española para plantear la necesidad de una nueva definición del término periodista, que a su juicio se vuelve cada vez más obsoleta e imprecisa.

Para Salaverría periodista es la “persona legalmente autorizada para ejercer el periodismo”, o la “persona profesionalmente dedicada en un periódico o en un medio audiovisual a tareas literarias o gráficas de información o de creación de opinión”.(2)

El término periodista, sin embargo, resulta mucho más limitado cuando el bien que intenta tutelarse es el derecho a la libertad de expresión, cuando en el propósito de proteger libertades y con ello a las personas que ejercen la actividad se busca definir qué es o quién es un periodista.

Romero Puga documenta que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Periodistas, creada en 2006, cuando era emplazada a intervenir en cualquier caso requería que la o las víctimas acreditaran su calidad de periodistas, y para ello tardó cuatro años en elaborar un criterio y definir que “la labor periodística se entendía como aquella llevada a cabo por una persona que se dedica a tareas de información o de creación de opinión a través de un medio de comunicación”.

Otro concepto, amplio e incluyente, de la labor periodística se construyó por parte de comunicadores y organismos de derechos humanos, extensivo a todos los integrantes de la cadena de información.

Se distinguió al periodista como aquella persona que hace del ejercicio de las libertades de expresión y/o información su actividad principal, de manera permanente con o sin remuneración, con o sin título profesional o registro  gremial que acredite su ejercicio, agrega Carlos Romero y destaca que “en una segunda aproximación al tema, se definió la actividad periodística como el ejercicio de buscar, recolectar, grabar, investigar, sintetizar, redactar, seleccionar, editar, imprimir, divulgar, publicar o difundir informaciones, noticias, ideas, imágenes u opiniones de interés general, así como la distribución de estas a través de cualquier medio de comunicación”.

El constructo es amplio, destaca Romero y resulta “útil frente a las restricciones a las libertades”, pues parte del hecho de que estar bien informado constituye el elemento básico para el ejercicio razonable y razonado de la libertad, que la libre expresión es garantía para que otros derechos y otras libertades puedan sobrevivir y que bajo ese criterio debe protegerse a los directivos de las empresas periodísticas, pero también al voceador.

A través de esta labor, el periodista desempeña tres acciones fundamentales: informar, explicar y contextualizar. Como escribe Raymundo Riva Palacio, “el contexto en las informaciones es vital. Si no se aporta, el periodismo falla en una de sus funciones primarias: explicar”(3). El contexto permite dar significado y profundizar a partir de los datos; comprender la dimensión de los hechos y darles la jerarquía apropiada en función del interés público.

A manera de complemento, se cita al francés Dominique Wolton, quien refiere: cuando todo el mundo ve todo y sabe todo, el periodismo aporta las claves para comprender; la misma idea de aquel viejo video del diario El País y su declaratoria sobre el sentido del periodismo: querer comprender.(4)

Las preguntas siguen vigentes ¿quién es periodista? ¿qué es el periodismo? ¿para qué sirve el periodismo?, y deben formularse frecuentemente, en aras de mantener viva la reflexión ya que el buen periodismo es un faro que guía en muchos sentidos a nuestras sociedades, pues su base está en el genuino interés público.

 

(1)   Pérez Porto, Julián; Merino, María. Publicado: 2008. Actualizado: 2012. Definicion.de: Definición de periodismo (https://definicion.de/periodismo/).

(2)   Romero Puga, Juan Carlos (2015). Letras Libres.

(3)   Riva Palacio, Raymundo. (2013) Manual para un nuevo periodismo: Desafíos del oficio en la era digital. Grijalvo.

(4)   Wolton, Dominique. (2006) Salvemos la comunicación. Gedisa.

Comentarios: rodrigoramireztarango@gmail.com

 

Noticias Relacionadas

girls-club

A propósito del 87 Aniversario del PRI

14 de Marzo de 2016
girls-club

La impugnación del PRI, solo una cortina de humo.

27 de Junio de 2016
girls-club

Periodista empírico ó Periodista profesional

29 de Febrero de 2016
girls-club

Lo que dejan las campañas

16 de Mayo de 2016
girls-club

Los dueños de las calles

20 de Noviembre de 2017
girls-club

Chihuahua reprobado en el área social en 2014

19 de Enero de 2015

El Observador es el semanario más antiguo de la Ciudad de Chihuahua, y es uno de los más importantes del Estado. Su primer número circuló el 11 de enero de 1999 bajo la dirección del periodista chihuahuense Jorge Macías Rodríguez.

Nuestra misión es producir un medio de comunicación capaz de ofrecer información de alto contenido en investigación, análisis, que le de la oportunidad al lector de tomar decisiones y que a la vez contribuya a exaltar los valores morales, cívico y sociales de los chihuahuenses.

Desarrollado por BACKEND Diseños Web